Opinión: Kate Middleton está ignorando la regla número uno de la Reina

Opinión: Kate Middleton está ignorando la regla número uno de la Reina

La duquesa de Cambridge se saltó un evento clave en el calendario actual esta semana. Foto / Getty Imágenes

OPINIÓN:

Solía ​​ser que, como reina, podías hacer prácticamente lo que te apeteciera.

Invadir Calais, seducir a Sir Walter Raleigh o, como hizo la Reina Victoria, simplemente irse a vivir a Escocia durante años y negarse a hacer cualquier trabajo.

Nuestra Reina precise heredó un paradigma actual mucho, mucho más restringido. Sin hablar de política, sin beber durante el día, sin invadir países católicos y sin poder actual. A cambio, podía saludar todo lo que quisiera y abrir el Parlamento de vez en cuando.

La reina María resumió la rigidez y la repetición de la vida laboral actual cuando dijo con cierta ironía: “Nunca estamos cansados ​​y a todos nos encantan los hospitales”.

La futura reina Catalina claramente no tiene nada de esto.

Oh, claro, la mujer actualmente conocida como Kate, duquesa de Cambridge, ha abierto muchos hospitales y hace un gran trabajo al aumentar el cuidado a niveles positivos al estilo de Diana cuando es necesario. Seguramente, incluso Mary, la cara de bota, habría aprobado la rutina de la duquesa de abrazar a un niño enfermo.

Wills y Kate en las celebraciones del Jubileo a principios de este mes. Foto / Getty Imágenes

Pero los eventos de esta semana son toda la prueba que necesitamos de que Kate no tiene intención de apegarse a la línea actual y seguir el mismo camino predecible que todas las mujeres que la han precedido.

Ascot volvió a estar en pleno apogeo el martes por primera vez desde 2019: esa reunión anual de la realeza, los parásitos obsesionados con los caballos y los caballos, regresan con entusiasmo después de la pandemia. Tradicionalmente, el evento de cinco días ha sido un compromiso firme en los diarios reales, con casi todos los Windsor al frente y pasándolo de maravilla.

La salida de este año vio algo así como un regreso a la normalidad. Zara Tindall y su esposo Mike, junto con la princesa Beatrice y su esposo Edoardo Mapelli Mozzi, han registrado múltiples apariciones, radiantes y demostrando que una niña realmente puede obtener un vestido maravilloso por solo cuatro cifras.

Las nuevas empresas reales de Kate son un asunto serio. Foto / Getty Imágenes

Mientras tanto, el príncipe Carlos y Camila, duquesa de Cornualles, también dieron una buena actuación, encabezando la procesión del carruaje dos veces.

Todo habría sido parte del curso privilegiado, excepto por el hecho de que dos lotes de miembros de la realeza estaban notoriamente ausentes: Su Majestad, que estaba de regreso en el castillo de One, poniendo los pies en alto y viendo toda la acción en la televisión, y Kate y su marido el príncipe Guillermo.

Su costumbre ha sido asistir al menos una vez, con la excepción de 2018, cuando Kate acababa de dar a luz al príncipe Louis.

Pero esta semana, han dedicado su tiempo a lo más maldito: trabajando.

El mismo día en que los primos reales estaban, nuevamente, en la fuerza del diseñador y tomando el sol, Kate estaba convocando una reunión de mesa redonda de su Centro para la Primera Infancia, que incluía no uno, sino dos ministros del Gobierno. Las imágenes no podrían ser más nítidas: una con bonitos sombreros y adornos, la otra con una Kate vestida con un traje en un estudio lleno de libros sentada frente a Sajid Javid, el secretario de Salud, y Will Quince, el ministro de Familias. Diablos, incluso tenían uno de esos arreglos de mesa de cuatro lados que normalmente reservaban para conversaciones de paz o charlas de la ONU.

Kate escucha mientras organiza una mesa redonda con ministros del Gobierno esta semana. Foto / Getty Imágenes

Si bien en los últimos años Kate ha reunido regularmente a un batallón de académicos, cerebritos, pensadores e investigadores sobre el desarrollo de la primera infancia, la reunión de esta semana fue la primera vez que reunió a ministros del Gobierno en lo que fue una clara escalada de su seriedad y su ambición.

Esto está lejos de ser una excepción.

The Courtroom Round, la actualización diaria oficial de la actividad actual, solía ser simplemente el descubrimiento de una placa después de la visita a la sala de pediatría después del bautizo del barco, una lista monótona de bienhechores a distancia.

Si bien Diana, princesa de Gales, se desvió de este camino trillado, fue en el transcurso de su mandato de 15 años como miembro trabajador de la familia actual, una rebelión gradual contra el statu quo y un compromiso de hacer las cosas por su cuenta. camino.

Basta con echar un vistazo a los últimos meses de la Round de la corte para ver cuán dramáticamente Kate ha ido mucho más allá, aumentando su trabajo en este tema con el tipo de profesionalismo y dedicación resuelta que tradicionalmente ha sido la antítesis de la Camino de Windsor.

Kate ha tenido un mes ocupado. Foto / Getty Imágenes

Ya este mes, entre todas las festividades del Jubileo de Platino y su asistencia al Día de la Jarretera, Kate se reunió, entre otros, con un profesor de neurociencia y psicopatología del desarrollo, un experto en salud psychological materna y el director ejecutivo de la firma de encuestas Ipsos.

En un ensayo para el Telegraph titulado Por qué queríamos trabajar con la duquesa de Cambridge, el Dr. Xand van Tulleken, especialista en salud pública, junto con su hermano gemelo, el Dr. Chris van Tulleken, virólogo, escribieron: “Esto no es un flash -en-la-cacerola, con un nombre bien conocido como el testaferro, involucrados periféricamente.Tampoco es la thought caprichosa de una persona que sería ‘bueno hacer algo por los niños’.

“No hay nada insustancial en este trabajo”.

¿Se imagina a Su Majestad reservando tiempo para hablar con un profesor de neurociencia y psicopatología del desarrollo?

Nunca antes habíamos visto a una futura Reina querer pasar su tiempo sentada en salas llenas de personas con doctorados en lugar de personas con membresías del Hurlingham Membership.

Lo que es tan impactante pero tan maravilloso aquí es que nadie lo vio venir. Kate nunca fue conocida por ser demasiado estudiosa o académica o incluso por tener una gran ética de trabajo.

¿Recuerdas la versión de Kate que ocupó los titulares durante años? ¿La mujer a la que constantemente se acusaba de ser demasiado aficionada a flotar de un lado a otro de King’s Street comprando bonitos vestidos y planeando escapadas a Mustique?

Kate los primeros años, alrededor de 2006. Foto / Getty Pictures

Claro, la duquesa de Cambridge generalmente se consideraba lo suficientemente bonita y fecunda para el futuro concierto de Queen, pero durante años, ella no apoyó nada.

No más.

Siempre había parecido que, en su tiempo como reina, funcionaría como una adición puramente decorative a la casa actual, siendo su mayor contribución a la monarquía una inyección de ADN fresco para crear herederos fotogénicos. Ah, y se vería bien en los sellos.

Lo que tenemos en cambio es una duquesa deliciosamente rara cuyo compromiso para mejorar la sociedad se extiende mucho más allá de hacer algo de caridad para las cámaras. Lo que está claro es que ella está haciendo el injerto aburrido aquí: las reuniones, la lectura, las mesas redondas, la tarea. No solo eso, ella está haciendo todo esto con la clara apreciación de que esto no se traducirá en ningún tipo de dividendos inmediatos, relaciones públicas o de otro tipo.

Como dijo Kate esta semana, “Estoy comprometida con esto a largo plazo; se necesitarán generaciones para cambiar este panorama, pero espero que este sea el comienzo del cambio”.

Una joven Kate y Wills en 2005: ha recorrido un largo camino. Foto / Familia Middleton – Casa Clarence

En los últimos años, mientras el mundo observaba con atención cómo el Present de Harry y Meghan se desarrollaba en toda su sangrienta gloria emocional, seguido por el repugnante lío del Príncipe Andrew, Kate se ha estado transformando en una fuerza a tener en cuenta.

Una fuerza que no rehuye acercarse peligrosamente a la refriega de Westminster. Por supuesto, se espera que la familia actual se mantenga muy, muy alejada de cualquier cosa que tenga incluso el más mínimo toque político. Llámalo la primera regla de la realeza, si quieres.

Sin embargo, Kate no está incursionando en los límites con su Centro para la Primera Infancia, sino que busca desempeñar un papel en la formulación de políticas y, por lo tanto, incluso en el gasto potencial del gobierno en el futuro, y eso obviamente está muy en el ámbito político.

¿Quién hubiera pensado que la mujer cuya mayor contribución a la sociedad británica fue elevar el tacón de cuña desnudo en la conciencia pública podría hacer algo tan deliciosamente radical?

Si la reina María pudiera ver lo que la duquesa de Cambridge está haciendo ahora, tendría un ataque. ¿Puede haber alguna forma más alta de elogio que esa?

Daniela Elser es una experta actual y escritora con más de 15 años de experiencia trabajando con varios de los principales medios de comunicación de Australia.

About Jeany Kanamoto

Check Also

Sean Connolly: Mi historia contada a Elisabeth Easther

Sean Connolly: Mi historia contada a Elisabeth Easther

Sean Connolly es chef ejecutivo de Esther en QT Resort en Auckland. Sean Connolly es …