Daniela Elser: Queen’s Platinum Jubilee: ¿los hijos del príncipe William y Kate ahora trabajan como miembros de la realeza?

Daniela Elser: Queen’s Platinum Jubilee: ¿los hijos del príncipe William y Kate ahora trabajan como miembros de la realeza?

El príncipe vuelve a robar el protagonismo con una serie de expresiones hilarantes. Video / El canal de YouTube de la Familia Actual

OPINIÓN:

De todos los años de meticulosa planificación que se incluyeron en Queen’s Platinum Jubilee Pretty Jubbly Knees-Up Extraordinaire, de toda la preparación que se destinó a los caballos, los fuegos artificiales, las marionetas, los aviones de combate, el oso CGI y sacar a Kate Moss de la cama antes del mediodía. , hubo un issue essential que los cortesanos pasaron por alto.

El increíble poder de los niños pequeños exaltados con el azúcar.

Durante Trooping the Color, la fiesta en el palacio y el desfile del pueblo, los protagonistas del espectáculo que robaron la escena fueron los hijos de la familia actual, en specific William y Kate, los hijos del duque y la duquesa de Cambridge, el príncipe George, la princesa Charlotte y Príncipe Luis.

A lo largo de los diversos eventos, estos tres, con la ayuda y la complicidad de sus primos Tindall y Phillips, realizaron una animada demostración de negocios de un calibre que no se había visto desde las noches en que la princesa Margaret batió su segunda botella de ginebra y el tercer récord de Al Jolson.

Catherine y el Príncipe Louis asisten al Concurso de Platino en The Mall. Foto / Getty Imágenes

Durante una aparición en un podcast esta semana, Mike Tindall, quien está casado con la hija de la princesa Ana, Zara, reveló que una de las razones por las que los niños de la realeza se volvieron hiperactivos fue la cantidad de dulces que se ofrecían.

“Louis, solo quería divertirse. Y mis dos siempre son traviesos, por lo que está tratando de mantener el management”, dijo Tindal.

Aún así, el jubileo fue un éxito absoluto de relaciones públicas para el Palacio de Buckingham, gracias en gran parte a las travesuras adorablemente descaradas de los Tres de Cambridge. ¡Hurra! ¡Debería ser hora de sacar a los Pimms y mejorar un poco los zapatos brogue de la Iglesia!

Excepto, creo que también hubo algo mucho más oscuro el fin de semana pasado.

Porque, si bien la monarquía ganó inequívocamente la batalla por los corazones (si no las mentes) durante el jubileo, ese éxito se produjo a expensas de George, Charlotte y Louis.

Artículos relacionados

Mira, hasta ahora, William y Kate han repartido destellos de sus hijos al público y la prensa con increíble precisión y cuidado. Los tres jóvenes Su Alteza Actual eran como rinocerontes blancos en el Serengeti, criaturas raras y exóticas de las que obtendríamos fugaces y tentadoras vislumbres cuando el Palacio de Kensington pusiera fotos, tomadas por Kate, para conmemorar sus cumpleaños.

Todo se calculó, pesó y midió, y no se permitió a los forasteros ni un ápice más de acceso que el necesario para cumplir con el trato casual alcanzado entre el palacio y la prensa hace casi una década cuando George period un bebé.

Todo eso se fue por la ventana el fin de semana.

Que el palacio sacara a los niños no fue una gran sorpresa (William hizo su debut en la procesión de carruajes Trooping a los 4 años), pero lo que fue realmente impactante fue el grado en que George, Charlotte y Louis parecían estar en todas partes, de repente.

Lo que estábamos presenciando, una deliciosa y descarada imagen de Luis tras otra, period que los niños de Cambridge se convertían en miembros trabajadores de la familia actual y que se disparaba el pistoletazo de salida en sus carreras palaciegas.

Cada vez que reían, aplaudían, saludaban y cantaban a la vista del mundo y de los medios globales, estos niños se estaban transformando en propiedad pública en un grado que nunca antes habían visto.

Los hijos del duque y la duquesa de Cambridge, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis se robaron el espectáculo. Foto / Getty Imágenes

Ya sea conscientemente o no, lo que estábamos viendo period un ejercicio de cambio de marca.

El sábado, no fueron solo William y Kate quienes llegaron a Cardiff para un compromiso oficial, sino también George y Charlotte.

Hasta ahora, William y Kate han sido “vendidos” como un dúo dinámico; durante esa excursión galesa y durante el jubileo en basic, lo que presenciamos fue la reorganización de ese doble acto en una unidad acquainted eminentemente aún más comercializable.

El mundo entero lo ha disfrutado todo. ¿Y por qué no?

Incluso el Príncipe Carlos se metió en el acto y aprovechó toda esa ternura de Cambridge, con su equipo de redes sociales de Clarence Home posteando una foto de él con Louis en su rodilla, escribiendo “Esperamos que estés disfrutando viendo el #PlatinumJubileePageant tanto como nosotros”. !”

“Sin embargo, había muchos dulces en la parte de atrás, así que hubo un verdadero subidón de azúcar”.

(Claramente. Ningún niño de 4 años se emocionaría tanto durante un evento protagonizado por Sir Cliff Richard sin algún tipo de estimulante).

¡Esperamos que estés disfrutando viendo el #PlatinumJubileePageant tanto como nosotros! 🤩 pic.twitter.com/AlkuPijL3c

— El Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles (@ClarenceHouse) 5 de junio de 2022

Claramente había un elemento estratégico en todo esto, el palacio jugando sus tres ases de Cambridge con un efecto sensacional, todo el jubileo apuntalado por una cierta desesperación por eliminar el sabor amargo de Megxit y el Príncipe Andrew en la boca del público.

Lo que no está en debate es si todo esto estuvo bien; lo que sí lo es es si a largo plazo todo esto será contraproducente y muy malo.

Por un lado, ahora que el genio de los niños de Cambridge está fuera de la botella, es imposible volver a ponerlo.

Habiendo debutado formalmente como figuras públicas, ¿en qué medida podría cambiar esto el cuidadoso equilibrio del que disfruta el Palacio de Kensington con la prensa británica? ¿Pueden William y Kate seguir ocupando un lugar elevado moralmente e insistir en la privacidad de sus hijos si están dispuestos a exponer selectivamente a sus hijos cuando les conviene?

También está el hecho de que el centro de atención mundial sobre estos niños se ha incrementado en gran medida y solo se volverá más intenso e intenso. (Es posible que Fleet Road no publique fotos de George, Charlotte y Louis tomadas por sorpresa, pero las revistas y los periódicos fuera del Reino Unido, especialmente los tabloides alemanes e italianos, no tienen tal escrúpulo y, a menudo, lo hacen).

Más allá de todo esto, ¿qué pasa con el precio que George, Charlotte y Louis podrían pagar como personas?

Las demandas emocionales y psicológicas que se imponen a los niños reales en primera línea en nombre de la monarquía me hacen sentir profundamente incómodo.

De todas las rarezas y anacronismos de la realeza, una es que no hay otra industria en la que se pueda poner a trabajar a los niños a los 4 años y todo el mundo lo aclama.

Tenemos lo último en fuentes confiables en este frente. El Príncipe Harry ha hablado dos veces sobre el alto costo private de verse obligado a ocupar un papel público cuando period niño cuando lo obligaron a caminar detrás del ataúd de su madre a la edad de solo 12 años. (Eso es solo tres años mayor que George ahora. )

Dijo en una entrevista de Newsweek de 2017: “Mi madre acababa de morir y tuve que caminar un largo camino detrás de su ataúd, rodeado de miles de personas que me miraban mientras millones más lo hacían en la televisión.

“No creo que se deba obligar a ningún niño a hacer eso bajo ninguna circunstancia. No creo que suceda hoy”.

Lo triste es que no estoy tan seguro de que no sucedería después de los eventos del jubileo.

Lo que no puedo entender aquí es por qué William y Kate aprobaron este cambio dramático en su línea de partido cuando se trata de sus hijos. De adultos, ambos han tomado la decisión consciente de dedicarse a la monarquía; sin embargo, han hablado rutinariamente sobre cuánto quieren que sus hijos tengan una infancia lo más regular posible.

Entonces, ¿por qué esta especie de cambio de cara?

¿Después de todos esos años de ir a la escuela e ir a las noches de padres en el pub y enseñar a sus hijos el oscuro arte de usar el autopago en Waitrose?

Incluso si dejamos de lado la cuestión de la motivación, existen otras posibles consecuencias perjudiciales en esta estrategia para la familia actual.

Al seguir este modelo probado y probado de sacar a relucir pequeños SAR vestidos como muñecas victorianas embrujadas para despertar el apetito público por la monarquía, corren el riesgo de parecer mercenarios, esencialmente dispuestos a usar a sus hijos para lograr mejores índices de aprobación pública.

Catalina, duquesa de Cambridge y el príncipe Luis de Cambridge en el desfile del Jubileo de Platino desde el palco actual. Foto / Getty Imágenes

¿Posiblemente sacrificar el bienestar emocional de la reina y el país? Curiosamente, eso es exactamente de lo que Harry advirtió al mundo.

No estoy sugiriendo aquí que nada de esto hubiera sido fácil para William y Kate, eso sí. No tengo dudas, la presión sobre ellos debe ser enorme para desplegar a sus hijos por el mayor bien actual y como padres amorosos que solo quieren lo mejor para ellos, deben tener que tomar decisiones exquisitamente difíciles.

Sin embargo, ahí radica el problema horrible para el duque y la duquesa. La responsabilidad principal de su trabajo diario, salvaguardar el futuro de la monarquía, va totalmente en contra de su responsabilidad principal como padres: hacer todo lo posible para proteger a sus hijos.

El próximo mes, los Juegos de la Commonwealth comenzarán en Birmingham y es muy possible que William y Kate se presenten a su Union Jack para saludar al Equipo GB. ¿Veremos allí también a George, Charlotte y Louis?

Mike Tindall dijo durante ese podcast de los jóvenes reales: “Es difícil para ellos. Todos son jóvenes. Es mucho tiempo. Pero como saben los padres, simplemente haces lo que hay que hacer”.

Lo mismo parece ocurrir con los reyes y reinas en espera también.

• Daniela Elser es experta en realeza y escritora con más de 15 años de experiencia trabajando con varios de los principales medios de comunicación de Australia.

About Jeany Kanamoto

Check Also

Sopa perezosa de lentejas entre semana – Receta para comer bien

Sopa perezosa de lentejas entre semana – Receta para comer bien

Estilo de vida 7 in the past, 2022 06:21 PM2 minutos de lectura Poner algo …